fbpx

Hola a todos, me gustaría explicaros porque me decidí, hace ya muchos años a volar en esta increíble máquina.   

¿Porqué elegir un autogiro para volar? También conocido como gyrocopter o girocóptero. Cuando uno decide volar, siempre busca una aeronave que le permita disfrutar de las emociones del vuelo y que le proporcione los mayores niveles de seguridad.  Es a partir de aquí cuando analice las diferentes opciones que el ser humano tiene a su alcance para desarrollar esta actividad.

Mi inicio fue con aeronaves de ala fija, que es lo que todo el mundo conoce.  Un avión con alas, ya sean alas altas o bajas.  Estas aeronaves vuelan hasta una determinada velocidad, y por debajo de ella, se queda sin controles, dejan de volar y caen, se conoce como entrada en perdida. Llegada a esta situación hay que seguir una serie de procedimientos para recuperar la pérdida y volver a tener gobierno sobre el avión.

Autogiro ELA -07
Gyrocopter ELA -07

En un helicóptero esto no ocurre, ya que las palas, que hacen de alas, le permiten estar estático, sin caerse, independientemente de la velocidad de traslación de la aeronave.  El rotor siempre mantiene la velocidad suficiente para mantenerlo en vuelo. 

¿Cuál es el problema? Que el rotor del helicóptero se mueve por el motor.  Si el motor falla, pierde la sustentación y empezara a caer.  Ante esta situación, el piloto tiene que realizar una serie de maniobra llamadas “entrada en autorrotación”, para conseguir que las palas de la aeronave se mantengan girando por efecto del viento, mientras desciende a una velocidad determinada hacia el suelo y poder realizar un aterrizaje de emergencia.  Además, el helicóptero, es una maquina muy compleja con muchas piezas, y ya sabéis, las cosas sencillas fallan menos.

Como hemos comentado en otros artículos, el autogiro o gyrocopter, es una mezcla de ambos.  Sus palas superiores tienen la forma de las alas de un avión y propulsado por un motor independiente, giran solas por efecto del viento relativo, lo que se conoce como autorrotación. 

En el autogiro o gyrocopter, no hay conexión mecánica de ningún tipo entre las palas superiores y el motor.  Se podría decir que es como un molino de viento.  En el supuesto que fallase el motor, la aeronave seguiría volando sin que el piloto tenga que hacer ninguna maniobra, solamente buscar un lugar para aterrizar y nada más.   Esta aeronave no entra en perdida, recuerda, no es un avión, y tampoco un helicóptero, es una mezcla de ambos.  Por otro lado, necesitamos correr unos metros por la pista para despegar, y aterrizamos en muy pocos metros, casi como el helicóptero.   Os recordamos que si queréis saber más sobre maniobras en autogiro, os recomendamos este enlace. Nos vemos en el próximo post.

Patxi Rodriguez

VALORA Y COMPARTE ESTE ARTÍCULO
(Votos: 15 Promedio: 5)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Dime donde quieres que te envíe tu regalo